Buscar

vistas

lunes, 2 de febrero de 2009

la ventana

La ventana

Estoy cansado de mirar mi ventana, ver esto que se llama mundo, y con toda la rabia que tengo por que no puedo – y no se bien por qué – conocerlo y amarlo, lo miró, disfruto de los árboles que siguen vivos y de alguna nube que se va transfigurando a algo que me causa gracia.- Sin querer imaginé una guitarra, que iba transformándose en una especie de banana. En fin.

He entrado y salido de la monotonía que también la llamamos vida. Que triste es decir que uno mira el mundo por la ventana y califica a la vida de monótona.- ¿Cómo la voy a llamar en 40 años? ¿No se si seguiré pudiendo calificarla?

Existen una cantidad de mensajes diarios de que esto ya no da más: El calentamiento global, crisis financiera, lo que llamamos trabajo, el stress, el smoke, y lo que más odio, la falta de tiempo para mirar, y no poder ahora mismo besar a quién amo.-

Hablé con un amigo hoy, le dije: “que posibilidad tenemos de abrirnos…” si.. De dejar todo acá, y salir, viajar, sin prejuicio alguno sobre el tiempo, la pérdida de éste, o no… y todo lo que trae aparejada esta decisión. El dinero, la familia, la monotonía y mi cómoda ventana.-

No sé, no lo sabré lógicamente si mi decisión es la acertada – nunca quizás lo sepa – pero ver los árboles en movimiento es mucho más atractivo que estar atento a que mi celular suene o no, o que reciba un mail sobre alguna consulta profesional y de preocuparte cómo hago a fin de mes para pagar los vencimientos.-

Me imaginé el mar como primer destino. Creo que el mar es la parte del “mundo” donde me doy cuenta de lo insignificante que soy, lo diminuta que es mi importancia, mi duda, mi corazón partido en fragmentos. También he apreciado de sobre manera el valor de la música, si, de la música gracias sobre todo al mar. Es ridículo mirar al mar, sentirlo y olerlo sin una banda sonora imaginativa retumbando los tímpanos.- He llegado a pensar que zambullía mi cuerpo, atravesando las espumas de las olas mientras sonaba “love” de Lennon.- Decidí también calificar las canciones instrumentales mientras caminaba por la arena, así, pude tener mucho de "Miles Davis", incluso mientras el sol calentaba el suelo arenoso del mar.-

Creo también que al “abrirme” de esto, debería sufrir: un poco de frío, hambre y soledad. También debería disfrutar de caminar descalzo, de mojar mi cuerpo en varias lluvias y tormentas y de extrañar a una mujer, que se bien quién es, pero quizás ella no.- El amor puede ser una razón para salir, para mi, hoy lo es para vivir! Si, lo es, y me siento tremendamente enamorado, de ella, del amor de mi viaje.

UD dirá, ¿Cómo un enamorado se “abre”?
Quizás, su pregunta tiene ya una respuesta razonablemente concreta.- Ahora, yo voy en busca de una nueva pregunta que no tenga una respuesta razonable, por que el amor es eso, en síntesis, una pregunta sin una respuesta razonable. ¿Vio? Antes de empezar, ya encontré una verdad. No puedo esperar, la ansiedad ya es parte mis venas.-

Debería preparar un solo artefacto eléctrico o digital, que llevará la música que me acompañe, un cuaderno para escribir y describir, ropas livianas y un buen abrigo. Creo que empezaré por caminar. El sur, es como el lugar que siempre busqué… siempre al sur, hasta que se convierta en norte y viceversa.- La primera música será algo de Celia Cruz, no se que música, pero mi inspiraba alegría esa señora, por lo que tendré que conseguir una canción, para el track número 1 de este viaja al sur, a no se donde.-

Vuelvo a mirar el horizonte desde mi ventana. No intento mirar hacia el río, si no hacia el cielo y donde la gente dice que existe el infinito. Si existe, en busca de él voy.-

El amigo con quién hablé hoy, al explicar mi idea, me dijo que lo pensaría. Yo ya lo pensé. Vos?

2 comentarios:

† heЯnan ! † dijo...

quisiera tener informacion sobre el grupo partes iguales datos referente al numero telefonico quisiera estar en contacto mail de algunos de los integrantes

José Carvallo Y. dijo...

partes iguales (0981 442838) partesiguales@hotmail.com